La educación al servicio de los pueblos y el planeta


La educación al servicio de los pueblos y el planeta

UNESCO

 

En mayo de 2015, el Foro Mundial sobre la Educación celebrado en Incheon, Corea, congregó a 1.600 participantes de 160 países con el objetivo de discutir las mejores estrategias para asegurar una educación de calidad, equitativa e inclusiva, poniendo como fecha límite el año 2030. En este sentido, se encomienda a la UNESCO la coordinación y seguimiento, a través del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (el Informe GEM), de la agenda Educación 2030.

El informe GEM muestra los retos y avances anuales para la consecución de los objetivos de la Educación para Todos (EPT) y de los dos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la educación. El informe correspondiente al año 2016 es preocupante debido a los enormes desafíos educativos que aún prevalecen en el mundo.

Si la tendencia de progreso educativo se mantiene como hasta ahora, la educación primaria universal en el mundo se conseguirá en 2042, el acceso universal al primer ciclo de la educación secundaria se alcanzará en 2059 y, al segundo ciclo de la educación secundaria, en 2084. Esto significa que habría medio siglo de retraso con respecto al plazo de 2030 fijado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, las disparidades entre los logros educativos de los ricos y los pobres, dentro de los países y entre ellos, son sencillamente alarmantes. La actual tasa de terminación del segundo ciclo de secundaria en los países de bajos ingresos no supera el 14%.

La  educación es el elemento más indispensable de todas las dimensiones del desarrollo sostenible. La mejora de la educación da lugar a una mayor prosperidad, a una agricultura más productiva, a mejores resultados sanitarios, a una disminución de la violencia, a una mayor igualdad de género, al aumento del capital social y a un entorno natural más sano. La educación nos brinda los instrumentos económicos, sociales, tecnológicos e incluso éticos esenciales para entender y llevar a cabo la sostenibilidad.

En el Informe se presenta un gran número de ideas, recomendaciones y normas para avanzar y se formulan sugerencias sobre la manera de seguir y medir los progresos logrados en la realización del Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se demuestra que se puede contar con instrumentos de medición mucho más afinados de los recursos, la calidad y los resultados de la educación que los instrumentos a menudo rudimentarios, como la tasa de matrícula o de finalización de la enseñanza, que se utilizan actualmente. Al emplear datos más abundantes, instrumentos de encuesta más eficaces, medios de seguimiento de las instalaciones y tecnologías de la información, podemos obtener mediciones mucho más matizadas del proceso y los resultados de la educación a todos los niveles.

 

Leer Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo