Tod@s: Estado de la Educación en México 2017


Tod@s: Estado de la Educación en México 2017 

 

Mexicanos Primero presentó el estudio “Tod@s: Estado de la Educación en México 2017”, que analiza el sistema educativo nacional basado en la inclusión y participación de los alumnos. Los resultados son lamentables por que muestran un grave atraso y exclusión en los procesos educativos.

8 de cada 10 niños de 0 a 2 años no cuentan con educación inicial. De cada 100 niños que entran a 1º de primaria, sólo 77 entran a secundaria en tiempo y forma; 3 años después, sólo 57 entran a bachillerato. Además, aquellos alumnos que se encuentran en la escuela, reciben educación de baja calidad: menos de 4 de cada 10 niños en 6º de primaria general y menos de 2 de cada 10 niños en primaria indígena aprenden lo esperado.

Muy pocos tienen acceso a oportunidades de desarrollo integral durante los primeros cinco años de vida. El sistema educativo actual reproduce la desigualdad social que atraviesa nuestro país. Asimismo, el sistema de selección y asignación de maestros no asegura que a cada escuela lleguen los maestros que necesitan, especialmente en comunidades rurales e indígenas. 1 de cada 5 maestros no se siente preparado para enseñar su materia, y en más de en más de 6,000 escuelas los maestros no hablan la misma lengua de sus alumnos.

Otro problema es que no se prioriza la inclusión en las funciones directivas, ni se trabaja con una visión del liderazgo incluyente. Casi ningún alumno, ni sus familias son escuchados o involucrados en la toma de decisiones sobre su escuela.

Mexicanos primero hace una serie de puntuales recomendaciones para las escuelas, las secretarías de educación de los estados y al propio sistema educativo nacional para poder derribar las barreras de inclusión en la educación, desde activar el sistema de información que prevé la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes hasta cuestionar la existencia misma de la educación indígena.

La educación incluyente valora y promueve la diversidad de cada uno. En una escuela incluyente cada persona tiene la oportunidad de desarrollarse y ser la mejor versión de sí mismo. La escuela incluyente se forma con personas -niños, maestros y familias- que desarrollan relaciones de aprendizaje adecuadas para su contexto, y que cuentan con las condiciones y una red de apoyo que permiten y promueven su labor de aprender juntos.

 

 

Leer y descargar estudio “Tod@s: Estado de la Educación en México 2017”